IMG_4261_edited.jpg

 ¿QUIÉN SOY?

Mi nombre es Santiago Velasco, y no te voy a mentir, mi vida siempre ha sido bastante fácil. He crecido en una familia unida, con posibilidades económicas, muchos amigos, y experiencias enriquecedoras. Pudiendo haber aparecido en un país tercermundista, en tiempos de guerra, o en una época histórica de escasez, a mí me ha tocado la lotería.

Pero si hay algo de lo que no me he librado, es de la condición humana, y los retos que plantea evolucionar como individuo en un mundo perfectamente imperfecto.

MI PEQUEÑA (PERO SIGNIFICATIVA) CRISIS EXISTENCIAL

En mi historia personal, mi mayor reto vino a los 20 años. Tras repetir por tercera vez segundo de bachillerato, y sin saber en qué dirección dirigir mi vida, un desengaño amoroso me obligó a mirarme al espejo. Mi timidez, mis inseguridades, mi pánico por mostrar mis emociones… todos mis miedos ocultos salieron de golpe a la luz. Mi deseo por conectar con una chica que llevaba años idealizando, acabó reflejándome todo lo que no quería ver de mi.

¿QUÉ SIGNIFICA SER UN HOMBRE?

Según había interiorizado, a mi edad ya debería haber encontrado al menos un gran amor, y debía estar en la universidad ganándome un futuro para más adelante proveer a mi familia. Ese era mi rol como hombre, era por lo que admiraba a mi padre, y a lo que aspiraba inconscientemente. Sin saber cómo procesar lo que me estaba ocurriendo, llegué a una conclusión: Si no soy querido por la mujer que amo, y fracaso en la escuela,  ¿cuál es mi rol en este mundo? Me sentía un fracaso como hombre. 

 

Lo que en su momento era mi gran drama personal, con el tiempo, resultó ser la oportunidad que la vida me dio para seguir mi camino. Dejé los estudios, mi ciudad, mis amigos, y comencé mi búsqueda personal.

BUSCANDO HACIA AFUERA

Desde estar de interino en una empresa de caramelos en Bangkok o a limpiar baños en Turquía, a hacer autoestop en lugares como Palestina o Iran. Durante dos años, pasé por más de 15 países sin apenas presupuesto, y viviendo todo tipo de retos y aventuras.

Mucho cambió en mi, me sentía mucho más seguro de mi mismo y mi autoestima había crecido, pero para mi sorpresa, también había mucho que seguía igual. Había conseguido enfrentarme al mundo, pero no sanar mis heridas, tan solo enterrarlas.

MI BUSQUEDA HACIA ADENTRO

Un día, decidí sentarme, cerrar los ojos, y pararme a mirar: “Dios, tú sabras qué juego es este, pero estoy agotado, y yo ya no me muevo de aquí hasta que empieces a darme respuestas.”

Unos días después, mientras andaba por la calle, tuve lo que en Zen llaman un pequeño Kensho, entrando espontáneamente en un estado expandido de consciencia.  A partir de ahí, mi busqueda por encontrarme a mi mismo dejó de ir hacia afuera, y comenzó a ir hacia adentro. Empecé a pasar horas meditando y escribiendo diariamente, algo que más adelante acabaría llevándome a pasar dos años a viviendo en un centro budista.

LA ERA DE LA TRANSFORMACIÓN

A lo largo de los últimos años he invertido gran cantidad de dinero y energía en formaciones, retiros, terapias, coaching y todo tipo de educación relacionada con el desarrollo personal y trabajo interior. Todo ese contenido me ha dado una cultura para ir dando sentido a la evolución de mis procesos internos. 

Con el paso del tiempo, he ido viendo una transformación extraordinaria en mí. Considero que este proceso, más que ver conmigo, tiene que ver con el momento histórico en el que nos encontramos los humanos. Esto no es algo único en mí, sino un cambio presente en muchas personas, y que creo esencial para nuestra evolución como especie.

 

La transformación de la que hablo, es la evolución de un individuo que proyecta sus sombras al mundo, y sufre de la identificación con su psicología, a uno auto-reflexivo, con una mente flexible, capaz de re-programarse, sanar sus heridas, y conectado a su verdadera naturaleza. Este es un proceso que no solo ha repercutido en mi manera de relacionarme conmigo mismo, sino en la manera de entender a los demás y mostrarme al mundo.

THRIVE PROJECT

Pasar de guiarte inconscientemente por patrones heredados, a re-dirigir tu energía hacia tus más altos niveles de realización personal, es un proceso tan confuso como fascinante. Este espacio es un laboratorio de ideas, en el que contigo, voy a explorar los mejores marcos de comprensión y herramientas para asistir a quienes os encontréis en este proceso de transformación.

QUÉ PUEDES ESPERAR DE MI

Copia de Copia de Añadir un poco de text

DISEÑO DE VIDA VS PERSECUCIÓN DEL ÉXITO

El paradigma de la búsqueda de éxito está obsoleto. Cada persona tiene su mezcla única de lo que supone sentirse realizado, y esto va más allá del ideal que aprendemos de la sociedad. En muchas ocasiones, este ideal nos ciega a nuestros verdaderos deseos y preferencias. No creo en "el éxito", sino en tu auto-realización, sea como sea que se exprese.

Copia de Copia de Añadir un poco de text

EVOLUCIÓN CONSCIENTE VS BUSQUEDA DE LA FELICIDAD

Lo que conocemos como felicidad no es más que un estado de excitación de la mente, y por su naturaleza no puede sostenerse en el tiempo. Nunca vas a librarte de los altibajos de la vida, pero en cambio, si puedes aprender a abrazar tu olas internas, encontrar tu equilibrio, y vivir una vida de crecimiento llena de propósito. 

Copia de Copia de Añadir un poco de text

ESPIRITUALIDAD A TRAVES DE LA INTROSPECCIÓN

Espiritualidad, para mí, es introspección, así de simple. Despertar a tu realidad interior es hacer conscientes tus patrones psicológicos, habitar tu realidad interna, integrar de manera sana las fuerzas que te mueven, y explorar los estados de consciencia disponibles más allá de nuestra percepción ordinaria.

Copia de Copia de Añadir un poco de text

#NOBULLSHIT

 Hoy en día, la industria del desarrollo personal está sobre-saturada y repleta de personas que repiten los mismos mantras. Si en algún momento me encuentras cayendo en clichés facilones, vendiéndote humo, o utilizando técnicas de marketing engañosas, coméntame #NOBULLSHIT, y me revisaré de inmediato.

¿QUIERES PREGUNTARME ALGO?

¡Gracias por tu mensaje!